>> Staša M Božić


Cuaderno de mapas

Mi primera profesión fue la de refugiada política. Sarajevo se perdió en el horizonte un día mientras cruzaba territorios chetnik a bordo de un convoy de la Cruz Roja. Dejaba el rincón en el que llevaba 10 años existiendo y 7 meses escondida, hilvanando días sin calendario, contando explosiones de bombas. Y después de dos autobuses, 12 noches en tierra de nadie y un avión que fue parte circunstancia, parte destino,  aterricé en España.

Fui al colegio, aprendí español, hice amigos… Poco a poco, los traumas de la guerra fueron perdiendo peso ante la presencia de la mochila llena de libros. Y así construí mi historia particular: entre línea y línea, aprendí a cambiar para encajar.

Con los años, alcancé lo socialmente consensuado como “ideal”: estudios superiores, un trabajo y bienestar. Vamos, comodidad. Lo que yo desconocía de esta definición social es que venía seguida a muy poca distancia por el conformismo y el letargo. Con los años he observado que nadie lo ve así hasta que la vida le empuja a darse cuenta.

Un día, iba por la calle. Parpadeé y de pronto todo se volvió horizontal. “??!!” Mi vida ideal se sobresaltó… “¡¿Qué es esto?!” Era mi salida de un coma. Habían pasado 25 días. Me había atropellado un motorista y hasta el día de hoy, no sé qué ocurrió realmente – mis receptores neuronales se apagaron. Pero la vida es así; sin respuestas ni certezas, levántate y camina. Los últimos tres años han consistido en redefinirme –una vez más– física y psicológicamente. Mi segunda terapia extrema antes de llegar a los 30 terminó por hacerme replanteármelo todo. Cuestioné mis propias convicciones y empecé a observar la realidad con otros filtros.

Después de tropezar y levantarme durante 3 años, enfrentarme a bestias interiores del color de los Balcanes que llevaban desde 1992 esperando su oportunidad, después de absorber compulsivamente las lecciones aprendidas en la lucha contra mi propia mente, en 2013 vi la luz. Y me convertí en cambio. Ahora el cambio –inestable, impredecible y enemigo del bienestar– ya no puede devorarme. ¿Había pagado un precio demasiado alto para llegar a este punto? Depende de a quién le preguntes. Yo sé que entre golpes y caídas encontré mi propia brújula, sé adónde voy y que puedo cambiar de dirección. Ya no quiero el mapa de nadie. En aquella cama de hospital y sin saber lo que supondría para el futuro, dibujé mi primer mapa.

Staša M Božić

Staša M Božić

1992 y 2010 han redefinido mi concepto de la vida, el mundo y la realidad. Cuando comprobé que nada es estático ni eterno, descubrí que la capacidad de absorber y crear cambio es el activo más valioso que uno puede desarrollar. Hoy, trabajo para convertir esa conclusión en lecciones útiles para otros.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle PlusFlickr

Fecha: 23 Julio, 2013
Visitas: 3.727
  • lugarzen

    Qué valiente! 🙂

    • Staša M Božić

      Gracias lugarzen 🙂 Suscribo lo dicho por Bob Marley: nadie sabe lo valiente que puede llegar a ser hasta que la única opción que tiene es ser valiente.

    • Staša M Božić

      Gracias lugarzen 🙂 Suscribo lo dicho por Bob Marley: nadie sabe lo valiente que puede llegar a ser hasta que la única opción que tiene es ser valiente.

  • victorronco

    Fascinante relato. Breve, conciso y lleno de energía.

    • Staša M Božić

      Hola Víctor, gracias 🙂 Mi vida en un mapa.

  • raiked

    Estremecedor!

    • Staša M Božić

      Gracias por tu comentario raiked. Qué le voy a hacer 🙂 es una vida de lecciones, pero toda lección define una acción y la suma de acciones define a una persona. Bienvenidas sean las lecciones que nos hagan crecer.

  • Real y rabioso, me encanta.

    • Staša M Božić

      Como el cambio – una vez lo entiendes, no concibes la vida sin él. Gracias por tu feedback 🙂

  • enricoahrens

    Me has dejado loco, estoy profundamente emocionado. Gracias por dar el paso y compartir este post con nosotros, muy agradecido.

    • Staša M Božić

      Gracias por tus palabras Enrico 🙂 Tenéis mucho que ver en mi capacidad de comunicarlo y también en convertir la experiencia en algo útil para otros.

  • carol

    Me encantas…

    • Staša M Božić

      Gracias Carol – espero servirte también de inspiración para dibujar tu mapa 😉

  • Javier Alvariño

    Brutal, impactante, demostrador

    • Staša M Božić

      Y un empujón para salir del túnel y hacer que las cosas ocurran. Gracias Javier 🙂

  • @Javi_Lopz

    Buah Stasa!!! Tremendo!!! Vida en estado puro!!! Creo que lo fundamental es poder sobreponerse a los palos de la vida y seguir adelante con más fuerza si cabe!!!
    Adelante!!!

    • Staša M Božić

      Y tanto Javi 🙂 Un abrazo

  • Sin palabras, gracias por compartir te extraordinaria historia Stasa,

    • Staša M Božić

      Gracias por darme las ganas de seguir ampliando aquél primer mapa.

  • Y ahí sigue, inspirando cada día 🙂

    • Staša M Božić

      Gracias Álex 🙂 Y espero seguir aprendiendo en el camino.

  • Marta Mendías

    Brutal. Fue el primer post que leí, y créeme que me dejó huella. Eres un ejemplo a seguir, gracias por compartir tu historia.

    • Staša M Božić

      Es gracioso: hoy he leído el tuyo y he visto que era la explicación más clara y fiel de lo que ha sido y es mi vida 🙂 Así que gracias a ti por partida doble.

  • Cynthia

    Gracias infinitas por compartir ésta historia! necesitamos esa valentía para cambiar al mundo!!!

    • Staša M Božić

      Gracias Cynthia 🙂

  • Es irónico que escriba un comentario simplemente para decir que no tengo palabras. Pero es así. Wow.

    • Staša M Božić

      Gracias Aitor 🙂 Un abrazo.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado