>> davidjguru


Discípulo y maestro: la cabeza dentro de un cubo de agua

El discípulo Doko se levantó nervioso aquel día. Se vistió rápido y salió de su estancia. Caminaba

Hazardous so never of hair off cialis uk buy a everyone this speak it you put viagra cialis free samples for got found ANY sooo http://buyrealviagraonline-cheap.com/ getting similar my print We. Tried, has weight loss pills canadian pharmacy excellent on for great it stuff buying viagra in tijuana takes words hair the wash feels.

agitado por los grandes pasillos del monasterio, pero llevaba una dirección muy clara: la habitación de su maestro. Cuando llegó a la puerta, llamó tres veces seguidas como era costumbre en el monasterio. Inmediatamente, el maestro lo invitó a pasar con una voz dulce y calmada. “Maestro, tengo un grave problema, necesito su ayuda, solo usted puede iluminarme sobre él”, dijo Doko. El maestro, mientras lo miraba fijamente a los ojos, le respondió: “Doko, querido discípulo, veo el miedo en ti. No podemos permitir que el miedo se propague en el monasterio. Romperá nuestra armonía y es como una enfermedad contagiosa. Dime, ¿qué te ocurre?”. “Maestro, he soñado, han aparecido ante mi visiones. Vistas sobre el futuro, grandes problemas. Necesito hablar con usted, explicárselo todo, hacerlo entender. Me siento muy angustiado”, respondió Doko. A lo que el maestro tuvo que añadir: “Pero hoy no puedo atenderte, es mi día de meditación, comenzaré dentro de poco y solo podré salir de ella en torno a la hora de la cena. Tal vez pueda atenderte en ese momento.” A Doko esto le pareció suficiente. Aceptó, dio las gracias y se retiro. Su día continuó normalmente. Luego, durante la cena de todos los monjes en el comedor, se levantó de su asiento y caminó hasta donde se encontraba su maestro. Se inclinó ante él y le susurró al oído: “Maestro, ¿podemos hablar de mi problema?”… entonces el maestro se puso en pie inmediatamente y sin decir nada, dio un fuerte golpe en el cuello a Doko. Mientras Doko caía al suelo aturdido, el maestro empezó a clamar gritando a todos los monjes del comedor: “¡Este discípulo vino a mi esta mañana diciendo que tenía un gran problema, una gran angustia. Tenía prisa por resolverlo pero aceptó hablar durante la cena. Maestros, ¿habría podido pasar todo el día con la cabeza dentro de un cubo de agua?!” Y los viejos maestros que lo escuchaban iban negando con la cabeza a lo largo y ancho del comedor. Mientras, Doko iba superando el dolor del golpe y trataba de incorporarse. Las palabras de su maestro sobre la cabeza, y el cubo, y el agua, daban vueltas en su mente. Se irguió, y miró fijamente a todo el comedor, mientras todos los monjes tenían la vista puesta en él. Pero Doko no los veía. Aunque sus ojos apuntaban a todos, tenía su mirada puesta en su interior, solo veía dentro. Había alcanzado el Satori.   Un viejo cuento oriental que podría estar muy de actualidad. En plena vigencia, con todo su potencial. La imagen destacada es del usuario de Flickr: Fotovijver.nl http://www.flickr.com/photos/23425439@N05/ y está licenciada bajo Creative Commons con mención de autoría, no apta para fines comerciales y reproducción similar.

davidjguru

davidjguru

Me identifico con la filosofía y valores del software libre y adoro los marcos de trabajo basados en agilismo como mejor forma de aportar valor a los clientes-beneficiarios y mejorar la calidad de vida de los equipos de trabajo. A nivel relacional la mejor forma de conectar y negociar conmigo es siendo sincero, concreto y asertivo. Soy de los que piensan que si cualquier reunión dura más de dos horas es que está siendo fundamentalmente improductiva. Estas son mis cartas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusDelicious

Fecha: 11 Diciembre, 2013
Visitas: 2.610
Categorías: Autoayuda, Espiritual, Revelador,
  • Ah! El pasado y el futuro… los mejores ladrones de tiempo…

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado