>> Manu Martí


Equilibra la balanza

No se trata de buscar el trabajo que más dinero ganes, no se trata de buscar el trabajo en el que te dediques a aquello que más te apasione, ni se trata de buscar el trabajo que más tiempo te permita pasar con los tuyos.
Se trata de encontrar el trabajo que te permita mantener un punto de equilibrio entre MENTE, CUERPO Y ALMA.

Cuerpo = estructura física del ser humano.
Mente = pensamientos, procesos de reflexión.
Alma = paz interior.
La sabiduría es la perspectiva en la vida, tu sentido de equilibrio, tu comprensión de cómo varias partes y principios se relacionan unos con otros.-Steven R. Covey.
Si tenemos un trabajo que nos absorbe prácticamente gran parte de las 24 horas del día, que nos provoca bloqueo mental impidiendo dar lo mejor de nosotr@s, que nos causa agotamiento físico evitando así realizar una actividad lúdica anterior o posterior a la jornada laboral, que nos ocasiona un coste alto de oportunidad de tiempo no disponible, que nos impide dedicar tiempo a los nuestros (familia y/o amigos) o, un trabajo donde debes estar continuamente conectado al mail, whatts o demás gadgets electrónicos que ahora existen, perdiendo la noción del tiempo y sin estar centrado en lo que realmente deberías estar, posiblemente haya llegado el momento de elegir otro camino.
Una fórmula que te puede ayudar a conocer en qué situación te encuentras y cómo valorar una mejora laboral, podría ser la que introduzco más arriba; tratar de encontrar el punto de equilibrio entre CUERPO, ALMA y MENTE…
Un trabajo que te permita tener tiempo disponible cada día para dedicarlo a aquello que más te gusta (deporte, música, cocina, lectura, tertulias), con lo que verdaderamente disfrutas y te hace disfrutar de este regalo que es la Vida, permitiéndote mantener tu CUERPO y MENTE en forma y, sintiéndote física y emocionalmente feliz.
Un trabajo que te permita tener la MENTE despejada, donde la retribución  económica sea acorde y proporcional al beneficio que aportas a la empresa, donde tu horario laboral sea flexible, donde el ambiente con l@s compañer@s de trabajo sea distendido, de respeto, de ayuda, de colaboración pero sobretodo de unión, logrando entre tod@s que la suma del esfuerzo de cada un@ sea mucho más provechoso que el resultado de ir cada un@ por su lado.
Y una vez satisfechas las partes de CUERPO Y MENTE, ya sólo nos queda el ALMA, que nos vendrá inconscientemente equilibrada sintiendo una paz interior, provocada por la harmonía del equilibrio entre tu cuerpo y mente, que provoque una motivación diaria extra ofreciendo cada día el ciento diez por cien de nuestras mejores cualidades y capacidades.
Y si una vez equilibrada la balanza, el trabajo en cuestión está relacionado con una actividad que nos apasiona, siempre tendremos la suerte de disfrutar todavía mucho más nuestro día a día.

Manu Martí

Manu Martí

Vecino de Alfafar (Valencia), nacido en 1978. Marido y padre de 2 hijos (hija e hijo). Ingeniero Técnico Agrícola.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebook

Fecha: 3 Noviembre, 2015
Visitas: 2.210
Categorías: Historias Home,
  • Hola Manu. Llevo días dando vueltas a una idea que planteas: el sentido (para mí) de la hiperconexión estresante que me impide centrarme en el trabajo que me da de comer.
    Me gusta leer tu post porque me hace sentir que otras personas se plantean lo mismo. Tal vez debería dar un giro a esto…
    Muchas gracias por la aportación.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado