>> SOL


Espagiria existencial o el arte de desbordar límites

“El artista es un receptáculo de emociones que provienen de todas partes:

del cielo, de la tierra, de un trozo de papel, de una figura fugaz, de una telaraña”.

Pablo Picasso

 

Cuando fui diagnosticada con trastorno  ‘borderline’ no sabía que contrario a una condición de disfuncionalidad, lo que significaba mi diagnóstico en su pleno sentido era un estado de potencial creatividad para salirme de los límites o para transgredir fronteras que en su conjunto demarcan los confines culturales y simbólicos en los que nuestro ser emerge. Hoy me encuentro contemplando a múltiples individuos con una historia similar a la mía.  Bicho raros,  sujetos inadapdatos,  individuos al margen que cultivan una estética existencial fuera de lo común. Seres que han creado sus propias reglas para jugar un juego diferente y propio en sociedades cada vez más alienantes, excluyentes y homogeneizantes.

Muchos de los que se dicen tus aliados o colegas contribuyen a reafirmar tal disfuncionalidad y se empeñan en crearte un perfil o una identidad perturbada con el fin de reafirmar su  ¿ ‘normalidad’ ?

Incluso se atreven a instruirte en la última teoría de personalidad disfuncional y su terapia recalcitrante, todo un sistema que viene diseñado para que repitas información y no pienses. Para que consumas la última panacea farmacológica que te conducirá a la apacible normalidad de la sociedad de control y seas una parte fundamental del armazón del statu quo. El que ha sido creado y reverenciado para sostener el oscurantismo y la explotación.

Después del colegio y la universidad, me encuentro con los aprendizajes más valiosos y significativos. Aquellos que vienen del conocimiento experiencial, la habilidad de resolver problemas, paradojas, integración de polaridades y diversidad de complejidades. Lo que converge en un pensar y hacer que responde a un paradigma sistémico del ser, el hacer y el pensar. Desaparece la necesidad de memorizar ecuaciones, conceptos rebuscados, ser evaluado, ser el mejor, competir.  Y aparecen nuevas necesidades e imperativos vitales cotidianos: comunicar, socializar, compartir, comprender, interpretar, hacer, crear, intuir, percibir, realizar, ser, conectar,arriesgar, cooperar.

Así los valores propios de una cultura del miedo y la uniformidad se rompen, para dar paso a la realización de la diversidad, la multiplicidad y la incertidumbre. Estas líneas son una breve reflexión de lo que significa vivir en una contemporaneidad del riesgo y la dilución de paradigmas. Borderline sería un nuevo modo de habitar el trance de crear. De imaginar posibilidades y combinaciones.De romper guiones para transfomar historias. De crear nuevas formas de aprender. De afinar y sincronizar conceptos y prácticas a través de métodos más intuitivos y cualitativos.

Borderline es un estado del alma ilimitada, un estado de conciencia amplificada.

¿Quién se atrevió a diagnosticarnos?

” Es el universo que nos revela sus posibilidades infinitas”

 

SOL

SOL

No soy una máquina. Estoy en este mundo para descubrir mi propia alquimia existencial.

More Posts

Follow Me:
Facebook

Fecha: 20 enero, 2016
Visitas: 1.205
Categorías: Historias Home,
  • Hola Sol. Qué bonito que des voz a algo considerado como un “trastorno” y que nos descubras que es una forma de ser, de sentir y de vivir.
    Cuantas personas se sentirán aliviadas y motivadas con tu post…
    Enhorabuena de verdad¡¡

  • Adelante.

  • Natalia Granada

    Gracias. Todos venimos al mundo a transgredir límites, a diluirlos, a trascenderlos. En mis próximas notas hay más sabor.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado