>> SOL


HOMO ECONOMICUS: TROGLODITA S.A.

 

”  Ahora el éxito sólo tiene un significado psicológico: la búsqueda de la riqueza no tiene más objeto que que excitar la admiración o la envidia”

Gilles Lipovetsky

 

Una vez más repruebo el examen de admisión a la red de mercadeo y cierro la anécdota con broche de oro, dándole una patada en el trasero al líder de la secta.

No puedo dejar de pensar en todo aquello que cedemos al mundo para obtener reconocimiento, prestigio, pertenencia. En todas las estrategias publicitarias que desarrolla un sistema para valerse de conceptos ” sociales” y sofismas de comunidad y servicio; para embaucarnos en una carrera por hacer dinero, manipulando y aprovechando condiciones de adversidad y haciendo uso del concepto de crisis como su mayor señuelo.

Cómo el capitalismo se reinventa impunemente a través de teorías de pseudoliderazgo y redes, que encubren el fascismo y la dictadura de una ideología de masa que diseña identidades prefabricadas carentes de autenticidad saturadas de lugares comunes,  estereotipos ,clichés de éxito económico y placebos religiosos que conducen a la búsqueda de una vanagloria vulgar de un individualismo fetichista.

En mi paso por la secta no encontré lo que prometían: gozo, dinero fácil, adeptos, autocontrición, perdón de Dios, hallazgo de la misión que Dios tiene para mí en la vida. “Una mejor versión de mí misma”, el mantra que repetidamente profería el líder para causar el impacto y el efecto rotundo de  la de la hipnosis.  En lo más profundo de mi cerebro el hechizo no caló, no atravesó.

Sin embargo mi mayor preocupación no consiste en no haber encajado , mi dilema se asienta sobre la comprensión de una supuesta  economía que se construye a través de la sugestión, la promesa de juventud eterna,  la programación neurolingüistica como panacea, el fetichismo, la búsqueda del ideal de perfección inmaculada, la megalomanía, el narcisismo y el sesgo religioso, entre otros componentes.

Desenmascarando mi performance, en modo de laboratorio de investigación social, jugando el rol de chivo expiatorio;puedo y me atrevo a interpelar un modelo de empresa que se construye sobre la base de la ignorancia social  y la escasez de reales oportunidades de desarrollo económico;en medio de un neoliberalismo rampante que beneficia a las corporaciones, las entidades financieras, los intereses geopolíticos, pero nunca a las personas.

Un teatro económico diseñado desde el pilar del narcisismo que configura individuos absortos en la idealización de sí mismos y los vuelve incapaces de desarrollar roles y resolver problemas sociales.  Aislados y separados en un hermetismo de grupo sectario que se vale de miles estratagemas psicológicas para adiestrar y configurar una especie de autómata económico que tiene toda su energía vital puesta en construir una mente millonaria. Aquella que se regodea en la fantasía de islas privadas, aviones privados, el acceso  al dinero ilimitado, a bienes materiales en abundancia. Sirvientes, lujo, gastos, derroche. Y al mismo tiempo ausente e indolente, nutriéndose cada día de una ambición desaforada, un troglodismo repugnante donde no hay lugar para la reflexión y la mesura en tiempos de reales crisis globales políticas, económicas  y ambientales.

Me pregunto ¿ A dónde nos conducen estas tendencias de un capitalismo renovado y cada vez más sectario y fascista? ¿ Es la religión la estrategia medular para captar personas y necesidades vitales de pertenencia y sobreviviencia?

¿ Qué herramientas de análisis   tenemos como individuos para contrarrestar el efecto psicosocial y económico de estas tendencias empresariales que juegan con nuestras identidades, nuestras historias y nuestras necesidades más básicas?

¿ Estamos tan expuestos a una economía del deseo que desborda toda capacidad de análisis, reflexión y mesura sobre nuestras conductas económicas?

¿ Hasta qué lugares de nuestra vida privada y psicológica le damos entrada a una idea de bienestar y con ello permitimos la colonización total de nuestro tiempo, esfuerzo, dinero, voluntad, definición de éxito y  futuro?

Todas estas inquietudes dan lugar a un análisis más exhaustivo y relevante. Discusiones y argumentaciones que podrían  derivar en un  libro.

 

 

 

 

 

 

 

 

Busco algo más desordque un administrador de empresas adicto al futuro y al papel dinero.

SOL

SOL

No soy una máquina. Estoy en este mundo para descubrir mi propia alquimia existencial.

More Posts

Follow Me:
Facebook

Fecha: 24 febrero, 2016
Visitas: 1.260
Categorías: Historias Home,
  • Enrique Baleriola

    Me ha gustado mucho Sol, muy de acuerdo. Por lo que veo, tienes que dedicarte a la investigación psicosocial, área que comparto contigo. Enhorabuena

    • Natalia Granada

      Gracias Enrique, tengo mucho que decir al respecto. Ser chivo expiatorio de sectas es toda una profesión.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado