>> Kike Domingo


Hoy es un día perfecto para explorar

Existe la creencia popular de que la vida consiste en etapas, “peldaños” que debes ir subiendo para forjar tu futuro; fases de aprendizaje, emprendimiento… Pero, ¿y si te dijera que esto no existe? ¿Y si te dijera que, en realidad, te encuentras en una misma fase en todo momento a lo largo de tu vida?

Te voy a poner un ejemplo muy claro: ahora mismo está muy de moda el tema de las competencias en educación, que no es más que las diferentes capacidades que debe tener un alumno a lo largo de su aprendizaje… Pero aquí encuentro una incongruencia clara: ¿Aprendizaje? ¿Acaso se deja de aprender en algún momento? ¿Acaso llegamos a una etapa de nuestra vida en la que dejamos de experimentar?

No. El emprendimiento, la exploración, el aprendizaje, la madurez… Todas esas “fases” que conforman nuestra vida no son tales sino caminos paralelos que están presentes en todo momento; son los caminos que tu mente recorre cada vez que decides dar un paso al frente. Lo importante es eso: dar un paso al frente.

Todo esto se puede extrapolar a cualquier campo o a cualquier momento de tu vida, tanto personal como profesional (¿Existe esa diferenciación?). Estamos en un momento en el que debemos creer que tenemos la capacidad, las herramientas y los recursos para hacer todo lo que queramos: la herramienta eres tú, y los recursos son tu entorno.

Sólo hay algo capaz de variar el rumbo de todo: La Innovación. Al innovar creamos, cambiamos y exploramos nuevos horizontes. Es el punto de inflexión que toda persona, en su vida o en su proyecto, necesita para obtener nuevos resultados. Independientemente de que estos resultados sean mejores o peores, siempre supondrán algo nuevo, y eso será positivo porque supondrán un encuentro con nuestros viejos amigos: Exploración, Aprendizaje… ¿Los recuerdas?

Al formar parte del grupo inicial de “creadores” de Mapmakers, acepté innovar en mi rutina, acepté explorar nuevos horizontes, acepté aprender a hacer todo esto y más… Acepté adentrarme en una nueva aventura que está por escribir. Lo importante es hacer, crear, tomar decisiones, ya sean correctas o incorrectas, pues nos llevarán a nuevos lugares. Y sólo por eso siempre valdrá la pena.

Este artículo está lleno de preguntas formuladas con una única intención: que te las plantees a ti mismo, y las intentes responder con tu exploración. Debemos aventurarnos, crear cosas, forjar nuestro camino con experiencias que nos llevarán a un “estado” que vale la pena: la satisfacción. Pero, te lo advierto, esto puede ser adictivo. Cuanto más explores, más curiosidad te entrará; cuanto más te aventures en lo desconocido, más ganas tendrás de conocer. ¿Estás dispuesto?

Recuerda: Hoy los límites de nuestro proyecto los ponemos nosotros, y eso es algo que no había pasado nunca antes.

Kike Domingo

Kike Domingo

Emprendedor, ambicioso e innovador, soy una persona curtida en el mundo de internet. Empecé en este campo con tan solo 14 años, aprendiendo de forma autodidacta a diseñar y programar. Ahora mismo soy un diseñador digital de interfaces y web viviendo en Brighton, Reino Unido, desde donde gestiono varios proyectos personales. He vivido en San Francisco, California, donde me he empapado de la cultura startup tecnológica para aplicarla a todos mis proyectos. Tengo a mis espaldas la fundación y co-dirección de varios proyectos web como Vlcclubbing.com o Un Festival por Dentro, y el trabajo en el mundo del entretenimiento en la ciudad del Túria. He sido galardonado por varias agencias y periódicos. Emprendedor en el campo de las nuevas tecnologías en la educación, imparto charlas sobre lo que me apasiona: el mundo digital y la educación.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedIn

Fecha: 22 Julio, 2013
Visitas: 4.141
  • Ovi

    Completamente de acuerdo con aquello de que no existe diferencia entre el trabajo y la vida. Mientras no hagas tu trabajo con pasión no disfrutarás y serás capaz de innovar; y para hacer algo con pasión debes tenerlo muy dentro de ti. Debe formar parte de ti como persona.

  • Epi

    Esto está muy bien, siempre que consideremos que vivimos en un espacio de competición, donde no todos contamos con el mismo tipo de recursos, puesto que estos vienen determinados por nuestro capital económico, cultural y social.

    Por tanto, los peldaños no serán igual de altos o bajos para todos, ni los caminos que recorramos tampoco, con lo cual no considero que los únicos limites impuestos sean propios sino que contamos con una situación de partida con la que debemos luchar si queremos que nuestros proyectos lleguen a buen puerto.

    Sirva de ejemplo de lo que tu mismo hablas, las competencias en educación. Está bien que se evalúe en cuanto al rendimiento que un alumno pueda tener en pro de mejorar la calidad de la enseñanza, pero éste no va a ser el mismo para todos los alumnos ya que no pertenecen a familias con los mismos niveles de ingresos, no podrán tener el mismo monto de recursos, ni tampoco sus caminos paralelos a la enseñanza serán los mismos, pese a que la educación recibida sea extraordinaria.

    Esto no es una critica, al contrario, un añadido a lo que argumentas, puesto que estoy muy de acuerdo con el planteamiento de que los limites los imponemos, en la mayoría de ocasiones nosotros mismos, independientemente de lo dicho.

    • kikedomingo

      Estoy de acuerdo, pero lo más importante es lo del final: aventúrate en lo desconocido. Gracias por el comentario!

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado