>> Aitor Contreras Navarro


No hubo final de la historia

Hace menos de una semana hablaba por teléfono con un amigo. Un buen amigo, de hecho. ¿Sobre qué? Pues la conversación iba de aquí para allá, como siempre que conversábamos; un par de nerviosos que quieren decir tanto que a veces sus propias palabras se atascan cuando salen por la boca. Pero hubo una palabra, de pronto, que nos hizo enmudecer durante uno o dos segundos. Y sí, ya sé que no es mucho tiempo, pero era un verdadero logro en nuestro caso. La palabra era CREAR. Nada aparentemente resaltable en esta palabra, lo sé, pero nosotros sabíamos bien a qué nos referíamos…

 

Por lo que parecía, habíamos dado con una pieza clave, y nos pusimos a contarnos la historia de golpe. De lo que supone crear algo desde cero, de lo que supone dar forma a una idea, y verla nacer y crecer, y de la diferencia entre trabajar de “intermediario” o de “creador”. Nos contábamos a la vez dos relatos, escuchando y hablando a la vez, pero la historia era la misma. Y eso nos sirvió para darnos cuenta de lo más importante: una serie de acciones que culminaba en una inceptsensación de plenitud personal, de autorrealización. Y eso era lo importante: nos habíamos dado cuenta de una conexión asombrosa. Nos percatamos, de pronto, que hacer algo, en nuestro día a día, era genial, pero crear algo…eso era algo superior. Nos llamaba la atención alguna cosa como que…

 

…ser un experto en comunicación online no es siquiera comparable a ser un creador amateur. Porque el profesional de la comunicación aprendía rodeado de un ambiente que conoce, o que acaba conociendo. También las limitaciones, claro, y de acuerdo a esos baremos siempre sabe qué lugar ocupa en el sistema, qué pieza es dentro de la transmisión. Y un creador por el contrario, nacía donde no hay confort ni comodidad, ni escalas ni guías: el camino era, de lejos, más incierto y probablemente duro, y por supuesto mucho más abierto. La opción de ser un creador amateur, veíamos, nos ofrecía justo lo que andábamos buscando.

 

…ser un creador amateur suponía volver a romper con todo lo que habíamos hecho hasta ahora. Inevitablemente. Y daba un poco de rabia, porque todo lo que habíamos hecho hasta ahora había costado mucho. La buena noticia era que no había que desprenderse de nada, todo se podía reconducir; no podíamos saber si eso significaba dar dos pasos hacia atrás o dos pasos hacia adelante, pero lo que sí sabíamos es que íbamos a andar ese cambio, independiente de lo que ello nos supusiera.

 

…ser un creador amateur implicaba un riesgo muy elevado y la necesidad de aprender mucho en muy poco tiempo. O lo que es lo mismo, renunciar a clientes,

renunciar a dinero, a las pocas comodidades a las que acostumbrábamos y adentrarnos en aprender sobre algo totalmente desconocido. Y cuánto más profunda se hacía la sima, no obstante, parecía verse el camino mucho más claro. ¿Cómo no arriesgarlo todo por algo tan vibrante?

 

No hubo final de la historia porque era justo lo contrario: ahora empezaba todo. Así que colgamos sin decir mucho más; al fin y al cabo teníamos que quedarnos algo de esa energía para disfrutarla, y bueno, tampoco hacía falta decir mucho más. Quedaba claro esto nos permitía desatarnos de todo lo conocido, convertirnos en una especie de parias de la corriente de lo conocido, ¿y acaso no es esto un sueño? 😉

 

Aitor Contreras Navarro

Aitor Contreras Navarro

Branding digital musical y marketing online en #IG y http://AitorContreras.com | Co-founder @ShotDivision | #Mapmakers | Organizador TEDx | http://bit.ly/AITOR

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusYouTubeDelicious

Fecha: 27 Noviembre, 2013
Visitas: 2.619
Categorías: Revelador,
  • fernando

    Hola Aitor, me identifico mucho con esta historia, es increible lo que las personas somos capaces de hacer cuando eliminamos barreras ficticias de nuestra mente y dejamos libre nuestra imaginación y capacidad de crear, el ser humano es increible y cada uno de nosotros debería de experimentar alguna vez esa sensación, asumamos el riesgo, no hay nada más hermoso que ver crecer algo que partió de un simple idea y que poco a poco va creciendo como la gestación de un ser humano en el vientre de una madre, es como la vida misma.

    Gracias y adelante con tu sueño

    • Hola Fernando! Gracias por tu comentario 🙂 Efectivamente, es tremendamente gratificante esperarte sensaciones y emociones que no esperas justo por eso, porque has hecho cosas que tampoco esperabas.

  • Marta Pintado

    Me ha encantado Aitor!!

    Ser un creador amateur te permite sorprenderte cada día y aprender contínuamente. Es genial!

    Saludos!!!!

    • Gracias Marta! Sí, justo eso: es un mundo mucho más allá del hacer 🙂

  • Carlos Guerrero

    Gracias por este post Aitor. Sin duda me recuerda todo el camino que me queda por recorrer y me pone las pilas para seguir experimentando en este camino de amateur por el que ando. Genial como siempre. Un abrazo!

    • Gracias crack! Lo bueno es exactamente eso: cuando crees que ya has andado tu camino, de pronto cambia o, lo mejor de todo y como se me ha dado a mí el caso, que descubres que aún puedes abrir más y más apasionantes, más nuevos, más vírgenes.

  • enricoahrens

    Aitor, no solo darte las gracias por el post, sino sobre todo por demostrarnos cada día que arriesgar, crear, ayudar y equipar es posible. #noexcuses #alwaysgo

    • Gracias a ti por siempre estar ahí apoyando, bien sabes lo que eso significa para mí 🙂

  • Ser un creador significa que tienes por delante el trabajo más importante jamás inventado por el hombre, crear: una empresa, significado, tu vida, tus pasiones, tus ilusiones, tu carrera, un libro, un blog, cambio, lifestyle… crear, debes estar suficientemente loco como para atreverte a desafiar a los Patricios.

    • Hostia, con la analogía de los Patricios me has matado! 😉 Así es, y en ello estamos. Ayuda mucho, eso sí, todos los empujones que nos das para ello 🙂

  • Mirka Plasencia

    Gracias por compartir y crear, Aitor. Crear es algo que sale de dentro, crear es algo que se comparte, crear es algo que se innova. Se puede crear un blog, una relación, un contacto, un cliente, un equipo. se puede crear colaborando, dando diferentes opiniones y al final se llega a una para generar confianza, negocio.
    un abrazo,
    Mirka – mapmakers

  • Siempre se pueden rescatar pedazos servibles de sueños rotos y tejer uno nuevo con ellos…

    • Siempre. Aunque aquí me centro en la diferencia entre hacer y crear, y en los diferentes matices en lo que es es el día a día.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado