>> SOL


Mi propia vida: un lugar para ser

La vida está llena de instantes para pensar. Te educan para que imites, para que actúes de manera inconsciente y repitas una y otra vez comportamientos adecuados con una cultura o entornos. Pocas veces estamos pensando individualmente y dándole valor a la experiencia del pensar por sí mismo, menos aún, a la experiencia del sentir como experiencia de unicidad de individuación.

En sociedades donde el control de la subjetividad se realiza desde dispositivos cada vez más sutiles y sofisticados, es difícil encontrar la voz propia, la experiencia subjetiva que le da el matiz al cuadro de la vida propia, al dibujo que cada uno puede y debe realizar por su propia capacidad de ser en el mundo. La potencialidad de crear, de trascender obstáculos, creencias fijas, patrones culturales arraigados en el miedo y la tradición.

¿ Qué es y dónde está la potencialidad de crear?

No hay un lugar ideal de nuestra mente o realidades para que el principio del cambio o de la acción se precipite. Sin embargo hay un clima que faculta la experiencia del proceso del cambio y es el clima de confianza e intuición entre personas.

Es importante saber crear e integrar ese ‘capital social’ como un círculo de relaciones que concentran valores, confianza, afecto y el poder de la red.   Rodearse de personas, experiencias catalizadoras  de ideas, modos de hacer y en medio la posibilidad e interactuar, crear sinergia, diversidad y diferencia.  Moverse hacia nuevos significados trascendentes, realizadores más allá del trabajo para la sobrevivencia, o del trabajo que se hace para cumplir con el deber  y reafirmar la institucionalidad.

Son esos momentos de visión que experimento justo cuando me encuentro con mis propios límites, mis miedos, mis incertidumbres, mis fragilidades; cuando verdaderamente encuentro el valor de lo que realmente me importa más allá del dinero, del reconocimiento, del poder, del ser alguien, incluso más allá del ego del servicio. Son esas visiones compartidas y comunicadas las que se han convertido en un  poder ser y un poder hacer; la visión compartida de ideas  que surgen para resolver problemas colectivos, con la capacidad de relacionar distintas perspectivas disciplinares y personas muy diferentes entre sí con la capacidad de entrar y sacudir sistemas de creencias,  de conectar ideas, personas, saberes y entornos.

Entonces VEO a través de mi historia personal, que lo que me une a otros es mi humanidad,  mi autenticidad a través de  dificultades y  crisis.    CREAR VALOR es una consecuencia de un proceso cualitativo del ser que se fragua desde una alquimia existencial, desde un entramado de procesos emocionales, experienciales y relacionales que trascienden en una conjugación única de la conciencia. Desde ahí el ser trasciende el dolor del poder. Y entonces se ES en totalidad. Y entonces SOY como fuerza soberana, en mi viaje soberano. En una inmersión total en la vida. Y es ahí cuando respiro profundamente. Y entiendo el poder y la potencialidad del SOMOS.

 

SOL

SOL

No soy una máquina. Estoy en este mundo para descubrir mi propia alquimia existencial.

More Posts

Follow Me:
Facebook

Fecha: 16 Diciembre, 2015
Visitas: 1.405
Categorías: Historias Home,
  • Y lo mejor es que hacer eso está en manos de cualquier persona. Gracias. Un abrazo

    • Natalia Granada

      Sí toda una vida para el despliegue del potencial de ser. Gracias a ti.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado