>> xiocaro


¡Oh! Y ahora, ¿quién podrá defendernos?

El título hace referencia aquella célebre frase del Chapulín Colorado, que todos hemos citado a modo de broma en más de una ocasión. Ojalá pudiésemos tener algún súper héroe real, uno que nos defienda y proteja de todo aquello que nos hace sentir vulnerables, alguien a quién sí le importe cómo nos sentimos al ser víctimas de una injusticia, y no solo viva pretendiéndolo. justicia Desconozco cómo se trabaja esta materia en otros países, pero se muy bien que en mi país no hay justicia, no hay castigo ejemplar para aquellos que hacen lo que quieren porque saben que sus delitos no son castigados. Es el colmo que hasta en ciertas ocasiones uno termine siendo el antagónico, cuando por defendernos lastimamos a esa maldita lacra de la sociedad, muy bien protegida por los benditos derechos humanos. Me hierve la sangre que: 1. Te roben tu celular, cartera, reloj o algún objeto que estés usando, y por muy valiente o fuerte que seas, no tenga sentido que vayas detrás del delincuente, pues así lo atrapes, sabes que no tendrá castigo (ya que el valor del robo no llega al monto establecido por las leyes para ser considerado delito); a lo mucho le harán limpiar los baños o algún otro servicio de la comisaría. Al final no sabes si sientes más cólera por el policía o por el delincuente. 2. Si estoy en mi casa, entran a robar y ¿No puedo defenderme hasta que ellos me ataquen? ¿Debo dejar que se lleven todo? Es más, quizás deba ayudarlos para que se vayan más rápido, así evito que aumente el susto y trauma de mis familiares. inseguridad2 3. Un padre por defender a su hija de ser violada, hiere a ese sujeto depravado, y como consecuencia termina siendo encarcelado, con inicio de un juicio absurdo porque atentó contra la vida de ese violador; entonces ¿Cómo debemos reaccionar ante tal situación? ¿No puedo frustrar una violación porque su grado de penalidad baja ya que este no consumó el acto? ¿El responsable es liberado por falta de pruebas? Solo los sancionan con el pago de una fianza (dinero para el estado) para salir en libertad. 4. Se planeen

atentados desde el interior de los penales. Incluso políticos, coroneles, capitanes o personas de otros grados forman parte de estas bandas de delincuentes, para colmo, en su mayoría de veces siendo estos los que las dirigen. Lo más triste es que ni siquiera es un secreto lo que digo, todos tapan sus delitos porque entre ellos tienen cola que les pisen. 5. Si se halló al delincuente infraganti, éste tenga derecho a un abogado defensor (pagado por el Estado con nuestro dinero) ¿Acaso hay algo que decir a favor de un delincuente? ¿Por qué no dictar sentencia de una vez? ¿Por qué tienen que pasar días, semanas para dictar sentencia? Ese tiempo que pasa es usado para que corra dinero, si es que el sujeto tiene amistades de peso, el dinero borrará su crimen (y siempre parecen tenerlas). 6. Los encargados de ejercer justicia no hagan nada al respecto, y solo refiriéndome a los crímenes de bajo nivel; podría hacer un artículo con miles de ejemplos que no son sancionados en lo más mínimo, a lo mucho si eres familiar de “Don Alguien” si hallan el modo de hacer justicia, pero si te toco serlo de Don “Ni Voz Ni voto” ¡Fuiste! inseguridad4 ¿Hasta cuándo viviremos así? ¿Algún día algo cambiará? Pienso que si no los detienen o corrigen desde sus primeros crímenes, por más insignificantes que parezcan, estamos formando futuros delincuentes con más ambiciones y malicia. La cárcel ya no es suficiente castigo, privarlos de la libertad ya no basta ni sirve; ellos tarde o temprano saldrán, y la mayoría volverá a cometer delitos, incluso de mayor grado. El tiempo que estuvieron encerrados no fue productivo, no lograron convertir al malo en bueno, peor aún, estos descarrilados saldrán en libertad con más ansias perversas y con nuevos contactos que conocieron mientras estuvieron encerrados. Es absolutamente irónico que todos nosotros, trabajadores honestos de buen vivir, seamos quienes pagan su techo, comida y salud. Se deberían hacer tantas cosas, por ejemplo, implementar sanciones más severas, replantear las sentencias, etc. pero si nos metemos de lleno al tema muchos me dirán “pierdes el tiempo” y equivocados no estarían ya que sabemos que la mayoría, por no decir el 99.5% de los que forman parte del Gobierno, merecen encontrarse tras las rejas por lo corruptos que son. inseguridad Entonces, ¿Qué hacemos? Simple, debemos tener más cuidado al andar, evitando lugares o situaciones que nos conviertan en víctimas fáciles. Tomar justicia por nuestras propias manos en la mayoría de casos empeora la situación. Actualmente existen grupos civiles que se unen para combatir estos delitos, vecindarios que se apoyan entre sí para dar escarmiento a estos sujetos, pero al final ya se están ganando cargos policiales porque atentan contra la salud pública, según las leyes. No estoy diciendo que dejes que te asalten a sus anchas, ojo, sino que cuides mucho de ti y no dejes de proteger a los que te rodean, se ese súper héroe inteligente más no agresivo, que todos deseamos tener para evitar estos incidentes no considerados delitos. Dicen que soñar no cuesta nada, más que la decepción de saber que al despertar nada habrá cambiado, y yo me siento como una niña fan de Disney que pierde el sueño esperando a su principe azul, uno que parece haber perdido el rumbo. ¿Su nombre? JUSTICIA.

xiocaro

xiocaro

Soy comunicadora visual, una diseñadora gráfica multimedia, melómana y gusto de la fotografía.

More Posts

Follow Me:
TwitterLinkedIn

Fecha: 20 Octubre, 2015
Visitas: 1.645
Categorías: Historias Home,
  • Domicio De La Aldea

    Es justicia y no caridad lo que necesita el mundo … M.W

  • Hola Xiocaro. Me gusta mucho tu reflexión.

  • Carol Suarez

    Es una impotencia la realidad… algunos hemos dejado de comprar cosas por temor a los robos, poco a poco esto desacelerará la economía y y generará menos puestos de trabajo, y nos sumiremos en una crisis económica. El estado debe resolver esto urgente.

    Lamentablemente los delincuentes de hoy son los niños de hace 20 años atrás debemos recordar que pasaba en esa época, que los volvió así?, si recordamos fue el conformismo de aceptar los programas asistenciales donde solo los acostumbran a recibir y no generar, el conformismo y el facilismo son amigos de la delincuencia.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado