>> EUGENIAHERNAN


Pedí cambio… y llegó

Era mi cuarenta cumpleaños, y recuerdo que al soplar las velas de mi tarta mi deseo fue algo así como “Dios mío, que no me acomode, que mi vida no sea siempre lo mismo”.

Es curioso porque en ese momento había conseguido muchas de las cosas que siempre había soñado. Una familia, trabajar como abogada, una casa preciosa, amigos, en una ciudad en la que hacerlos no había sido fácil. En definitiva, una vida cómoda. Y parece ser, que de nuevo sentí que mi vida se había quedado estancada o tenía riesgo de hacerlo. Así que, invoqué al cambio y éste no se hizo esperar. Sólo seis meses después de haber formulado mi deseo, mi marido me dio la noticia de que no iba a seguir trabajando más con sus socios, y yo, que trabajaba también con ellos, iba en el mismo lote.

Paisaje para el recuerdo

Paisaje para el recuerdo

Ese fue el momento en que entendí que ya había llegado. Y ya sólo quedaba tomar decisiones, mirar hacia adelante porque la vida que teníamos ya no iba a ser posible conservarla. Así fue como decidimos que era el momento de hacer realidad una idea que nos rondaba por la cabeza desde hacía tiempo y con la que siempre fantaseábamos. Dejarlo todo y cambiar de vida, de profesión y de país. Estábamos listos para la aventura.

Vendimos todo, nos desprendimos de muchas cosas, fue una lección acelerada de desapego y de no volver la vista atrás ni por un segundo. Dijimos “hasta luego” a nuestras familias y nos fuimos con mi pequeño de ocho años a México. Un país que teníamos idealizado, donde esperábamos encontrar un estilo de vida amable y auténtico, donde comenzar de nuevo, sin agobios, sin prisas, sin saber qué hacer, sólo buscar aquello que nos llenara y nos apeteciera hacer cada día.

No tardamos mucho en darnos cuenta de que no había sido una decisión acertada. Por diversas razones, decidimos que era mejor rectificar en ese momento en el que nada nos ataba. Y con el ánimo imperturbable y sumergidos de lleno en nuestra búsqueda, decidimos continuar el camino. Viajamos a Uruguay y a Buenos Aires, por las dudas, como dicen por allá. Pero también y por distintos motivos, entendimos que nuestro periplo al otro lado del charco debía concluir por el momento, y sobre todo porque nuestro hijo iba a perder un curso escolar. Así que regresamos a España. Curiosidades de la vida, después de diez años fuera de mi tierra y cuando más lejos iba a estar, volví para pasar un invierno, un curso escolar. Para pensar, tomar aliento y reflexionar. Parece que la historia se repite y después de un intento frustrado siempre vuelvo a casa. Pero no por mucho tiempo…

El cambio llegó a mi vida, sacudiendo hasta los cimientos. No puedo decir que todo haya sido un camino de rosas, no puedo decir que no haya habido momento de incertidumbre y vértigo, pero nunca olvidaré a la gente maravillosa que conocimos, los paisajes, las comidas, las experiencias impagables que para siempre estarán en nuestras mochilas.

Y sobre todo, el cambio llegó para obligarme una vez más, a mirar hacia adelante y  tomar aire. Ahora estoy respirando a pleno pulmón, intrigada con el camino que voy dibujando.

EUGENIAHERNAN

EUGENIAHERNAN

Soy una asturiana que ha vivido en distintos sitios de España, llevándose lo mejor de cada lugar. Estudié Derecho y ejercí como abogada durante 17 años. En enero del año pasado descubrí el apasionante mundo del Social Media y el insondable poder de Internet..... "para cambiarlo todo" vía @Isra_García... Así que hice el master #cmua en Dirección de Redes Sociales y Community Manager. Ahora estoy en pleno dibujo de mi nuevo mapa buscando los mejores caminos y rutas y el mundo de los dulces me ha hecho pararme y reconsiderar mi destino, así que ahora soy aprendiz de repostera. #Dulcemetamorfosis.

More Posts

Follow Me:
TwitterLinkedInGoogle Plus

Fecha: 25 Noviembre, 2013
Visitas: 2.184
Categorías: Estilo de vida, Revelador,
Etiquetas: , ,
  • El cambio, abre más puertas de las que cierra.

  • Mirka Plasencia

    Eugenia, gran post mapmaker !! el cambio conlleva un esfuerzo, aprendizaje y un empuje hacia delante hasta encontrarnos bien con nosotros mismos y los demás. Yo que estoy en cambio, y haciendo que sucedan las oportunidades para cambiar te entiendo perfectamente.
    abrazo,
    Mirka

  • valdelvirabusiness

    Me encanta el post, sobre todo para demostrar que cuando uno tiene familia ya no puede emprender aventuras…

  • Luís Pizarro

    ¿Que puede ser más pleno que hacer realidad un sueño? el que sea, del tipo que sea.

    Felicidades por vuestra valentía, decisión y capacidad para re-orientar vuestro camino.

    Saludos.

  • EUGENIAHERNAN

    Gracias por vuestros comentarios. De verdad me sentí identificada con la filosofía #mapmakers desde el primer momento que leí de qué iba el proyecto, porque en otros momentos de mi vida, como ya he contado y muy especialmente en la actualidad estoy viviendo día a día, sin ninguna certidumbre pero con mucha confianza en esas puertas que se han de ir abriendo, como dice Isra.
    Yo voy dibujando mi mapa y disfrutando del camino y además estoy acompañada por mis compañeros de viaje, mi marido y mi hijo, que también son unos mapmakers!!!.

  • Acabamos de crear un hacklab popular en un barrio de Madrid: https://n-1.cc/g/hacklabcarabanchel

    Pasar de un blog a un hacklab parecía difícil. ¿Qué será lo próximo? ¿Tal vez un centro de coworking?…

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado