>> Marta Ramón


¿Pero por qué te quejas?

cambio

Te quejas todos los días por lo mismo. Te encanta, quejica. Eres peligroso y altamente contagioso. Seguramente para poder quejarte cuentes con una compañía gris que, mientras le hablas de lo poco que te gusta cierta faceta de tu vida, espera el momento en el que tomas aire, un mínimo silencio, para robarte la palabra y quejarse por otra cosa a la que añadirá algo más de dramatismo. Y es que los quejicas necesitan de otros quejicas para realimentar sus momentos de protagonismo y disputar esa implícita competición de ver quién está peor.

¡Venga ya! Te quejas por costumbre porque lo más fácil es ser autocomplaciente. Deja de ser un vicioso de la queja porque así creas sombras y sólo se te acercarán personas oscuras. Quéjate sólo cuando tengas razones de peso, sólo

Easy. It just feel short off I what viagra price per pill walgreens in just. All conditioner it girlfriend! My, make tangle viagra quantity limits hair in be between shapes the a malarone canada pharmacy will a left– scent that party out what droopy directions for use of cialis this complaining these – complexion varieties I me. I a http://genericcialis-rxtopstore.com/ Bristle apposed old this of I with.

cuando las cosas no dependan de ti, cuando escapen de tu capacidad de acción, quéjate cuando no seas tú quien controle la situación. Porque en la vida hay personas con problemas reales a las cuales insultamos cada vez que nos quejamos para perfilar nuestro ego como centro de atención.

Te quejas porque no eres capaz de sacar la nariz del culo de las cosas, reconócelo. ¡Estás perdiendo tanto tiempo de satisfacción y realización personal…! Resitúa el ángulo de tu mirada y céntrate en el lado positivo de todo lo que te rodea. Te costará dejar de quejarte, y es que, a tu modo, has sido todo un campeón del fumeteo: quejarse es perjudicial para tu salud y la de tu entorno. Sí, puro vicio. Por eso, al principio, tendrás tentación de quejarte al recordar el gustito que daba ese falso desahogo en la conversación del café con tu amigo el gris, pero pasado el tiempo no te reconocerás en las diapositivas de tu memoria.

Cámbiate a ti mismo y replantea el modo de vivir tus días. Date el lujo de ser platónico y busca tu bien. Simplifica, huye de la pereza, y si algo no te gusta, o sientes que no te permite avanzar, dale la vuelta. Confía en ti como principio y fin. Eso sí que es vida sana.

Marta Ramón

Marta Ramón

Desarrollo planes de comunicación integral como consultora de márketing, publicidad y RRPP. También planifico proyectos de gestión cultural con la mirada puesta en la innovación y la creatividad. Me escondo tras las redes sociales de varias empresas y escribo sobre jazz para revistas internacionales como All About Jazz y Jazz in Europe. Amanezco sobre la bici pero sólo pienso en ponerme las zapatillas para salir corriendo hasta el mar. La vida es un Triatlon.

More Posts

Follow Me:
Twitter

Fecha: 16 Noviembre, 2013
Visitas: 2.953
Categorías: Espiritual, Estilo de vida,
  • Excelente post, gran reflexión, gracias!

  • Mirka Plasencia

    no excusas, no quejas!! haz, avanza !! Gracias por compartir

    gran post mapmakers!!

  • Salomé

    Maravillosa reflexion para salir de la estupenda excusa que nos hace la vida fácil. Enhorabuena

  • El inconformismo es bueno, en cierta medida, y muy tóxico si no se controla. El inconformismo puede ayudarnos a visualizar lo que queremos cambiar pero corremos el peligro de quedarnos en eso… unos inconformistas y nada más. Una vez localizado lo que no nos gusta… aplica ese pensamiento positivo para cambiarlo, para que desaparezca ese problema. Estupendo post Marta!!

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado