>> Óscar García C.


Saber pedir perdón

A menudo, mi hijo pequeño, de tres años y medio, pide perdón. Es como todos los niños: tiene memoria de pez, y una y otra vez vuelve a hacer las cosas que no debe; y aunque él sabe que están mal, su impetuoso carácter le lleva a hacerlas de nuevo.

Son pequeñas cosas, insignificantes travesuras que tal vez por eso olvida, pero hay algo en su memoria que sí que retiene: el daño (aunque sea pequeño) que ha hecho. Es absolutamente consciente, y tiene la suficiente humildad para decir “lo siento”.

Habitualmente, lo hace entre lágrimas. Se acerca a ti diciendo “papá, lo siento mucho” y luego te dice “no quiero hacerlo más”. Te abraza y se deja consolar. Es un momento de significativa ternura, algo inexplicable si no lo has vivido.

Quizá puede parecer una estupidez lo que estoy diciendo, pero le envidio muchísimo. Envidio su inocencia, su capacidad de reconocer que ha hecho algo mal y pedir perdón. Cuando nos hacemos adultos, y la inocencia no se dibuja en nuestra frente, perdemos esa capacidad. Otros sentimientos nos lo impiden: el orgullo, la soberbia…

Él lo hace desde lo más profundo de su corazón. Cada lágrima que derrama me duele más a mi que a él. Porque sé que le oprime en el pecho y no puede reprimirlas. Hay muchos tipos de llanto, y de arrepentimiento… y el suyo es completamente sincero.


¿Cuándo fue la última vez que pediste perdón?

 

Publicado originalmente en Medium.
Óscar García C.

Óscar García C.

Padre y esposo a tiempo completo. Experto en CSS y WordPress. Evangelista de Blackberry, usando un Android por circunstancias de la vida.Geek por naturaleza. Cocinero aficionado. Me gusta la historia, el jazz y las nuevas tecnologías. Entre Valencia y Vigo.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle Plus

Fecha: 22 Julio, 2013
Visitas: 2.114
  • alejandro montoya

    los niños son sabios :). Totalmente de acuerdo, muchas veces nos encanta ser orgullosos y perdemos amistades o gente importante a nuestro alrededor porque creemos que pedir perdón es humillarse… a ver si aprendemos de una vez que solo se vive 1 vez y hay que bajar los humos

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado