>> Luis María


Sal a encontrar la suerte que buscas

Para empezar este artículo, debo citar algunos de los significados que utiliza el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española para definir la palabra “SUERTE”:

– Encadenamiento de los sucesos, considerado como fortuito o casual.

– Circunstancia de ser, por mera casualidad, favorable o adverso a alguien o algo lo que ocurre o sucede.

Casualidad a que se fía la resolución de algo.

– Aquello que ocurre o puede ocurrir para bien o para mal de personas o cosas.

 

Hasta aquí, y centrándonos en lo que el diccionario nos muestra, podríamos decir que son los ÚNICOS significados de esta palabra… Si os fijáis en esos significados, nos quieren hacer ver que la palabra está relacionada con el “azar”, la “casualidad” o una “consecución de hechos” que parece que una mano oculta los elige para nosotros, la que, nos los tiene preparados sin nuestro consentimiento y que solo dependen de su desconocida y aleatoria voluntad. -¿En serio? ¿Así es la suerte?- Bien, puede ser. Podría llegar a ser OK… para algunos. Pero podemos no aceptarlo. – Yo, me niego. –

Para mí y muchas de las personas a las que conozco y, en cierta manera admiro, la palabra suerte es igual a trabajo, es igual a dedicación, a constancia, a sacrificio, a tiempo, horas, y sobretodo: significa claridad en cuanto a objetivos y metas. La suerte sí que es una consecución de hechos, pero de hechos elegidos y trabajados por uno mismo para alcanzar lo que uno persigue. Si no valoramos así la palabra suerte, más vale que no sigamos leyendo este artículo, porque no servirá de nada.

Habiendo analizado esa palabra y, siguiendo con el título de este artículo: SAL A ENCONTRAR LA SUERTE QUE BUSCAS, lo que pretendo es animar a la gente a que se lance, a que haga algo por si mismo, que se muevan. ¿Cuantos de nosotros estamos cansados de oír: “a ver si hay suerte y me llaman para trabajar”; ó, “a ver si tiene suerte y encuentra trabajo…”? Luego vemos a esas personas, quienes confían en que la suerte les encuentre a ellos, que lo único que hacen es seguir en sus casas sin darse a conocer, sin hacer nada de provecho porque ya terminaron sus estudios que tanto les capacitaba para ese fabuloso trabajo de 8 a 15h. y 2500 Euros mensuales… ¡PUES NO! Por desgracia no es esta la época en que nos ha tocado vivir. Y como tú, hay cientos de miles… No esperes que te elijan. ¡Actúa!

Por otra parte, también conozco otro tipo de gente que es soñadora, personas con grandes ideas pero que por no ser realistas no pueden llevar sus sueños a cabo… Me refiero a esas personas que tienen buenas ideas pero quieren desarrollarlas como si ya estuvieran en la cima de la montaña. ¡No, no es así! No tienes nada, sé realista, contempla otra alternativa, “la otra alternativa“. ¿O es que solo quieres ser un simple gran soñador? Si fueran más realistas y se movieran en pasos pequeños, poco a poco irían alcanzando sus sueños, pero ya sabemos que eso cuesta. Significa estar constantemente en marcha, y que detrás del uno viene el dos, y después el tres, y así, sucesivamente hasta el infinito.

Amigos, tengo que deciros que empezamos desde cero y que no todos empezamos con grandes despachos con tres o cuatro trabajadores a nuestro cargo y ordenador para cada uno de ellos (creerme: esos que empiezan así tienen suerte, pero la suerte que describía el diccionario; no la que nosotros queremos y andamos buscando). Esa no es la realidad de gente que como nosotros empezamos desde la nada.

La realidad es la de empezar desde lo más bajo, como sea (¡¡¡!!!), en tu escritorio (sí, desde donde estudiaste para el selectivo), con tu ordenador (sí, ese que aún tiene los apuntes del último examen de la universidad) y tu teléfono móvil (sí, el teléfono móvil personal. Sí, sí: tu número de toda la vida). Esta es la realidad de hoy en día.

¿Seguimos? Sí, esto es ser un loco kamikaze, o lo que tan de moda está: esa palabra que ahora gusta a los políticos y que tanto se les llena la boca cada vez que la utilizan, pero que realmente no la entienden como nosotros la entendemos, y ni mucho menos, como realmente es. ¡Eso es: emprendedor/a!

Solo me queda decirte que, deja de buscar más cursos y formación porque simplemente son una excusa para alargar tu letargo. Haz como han hecho los que se han subido a la palestra, carga con tus miedos a la espalda y deja que te vean con la mirada al frente, decidido/a. Llénate la maleta de los mejores pensamientos para este viaje, ponte en el punto de mira y haz aquello que llevas dentro, y sobretodo, estate dispuesto/a a caer (y no digo lo de dispuesto a levantarte porque es obvio, ¡de eso se trata!). El mejor curso que puedes realizar es salir a la calle y encontrar la suerte que andas buscando. ¿Que va a pasarte? ¿Que no puedas pagar la cuota de autónomo? ¿Que sientas que haces el ridículo? Créeme, harás mucho más el ridículo si dejas pasar la oportunidad de lanzarte a hacer eso que sabes que puedes hacer. Solo sal, y ¡hazlo! ¡Nada más!

Quiero aclarar que este artículo va dedicado al público en general, pero sobretodo, a es@s jóvenes que como yo: nadie, ni ninguna empresa, ni ningún padrino trifásico les concedió un empleo para poder acceder al crédito suficiente para lanzarse medianamente a emprender aquello que desean hacer. ¡Tranquilos/as, no desistáis! Algún día valoraréis no deber nada a nadie y que todo cuanto hayáis hecho y conseguido, solamente habrá dependido de vosotros/as mismos/as. Os habréis hecho a vosotros/as mismos/as. Y mientras llega ese momento, si llega, ya que nunca dejaremos de andar (¡y que así sea!), habrá gente que querrá veros caer y os mirará incrédulos y os pondrá cara de locos por todo el esfuerzo que estáis haciendo, según ellos en vano, e incluso os hará dudar y temer: Nada, NO HAGÁIS CASO, solamente seguir vuestro instinto:

¡SALID A ENCONTRAR LA SUERTE QUE BUSCÁIS, VALE LA PENA!

Fecha: 28 Octubre, 2013
Visitas: 10.895
  • enricoahrens

    Oleeeeeeeeeeeee, gran post. También me recuerda a la frase “cuanto más trabajo más suerte tengo”.

    • Luis María

      Enrico! Muchas gracias! Esa frase es muy buena y muy cierta, jeje!!! Un abrazo!

  • Muy buen post! siempre gusta saber que hay gente que entiende la suerte como la entendemos nosotros. este es nuestro post sobre la “suerte” a ver qué os parece http://muerevacio.es/2013/08/13/que-cono-es-la-buena-suerte/
    Feliz semana!

    • Luis María

      Muy buen artículo @Muerevacio! Gracias por compartirlo con nosotros!

  • valdelvirabusiness

    Muy muy de acuerdo contigo: Todo lo que nos pasa es 5% factores externos – 95% consecuencia de nuestros actos.

    • Luis María

      Oscar! Muchas gracias! Un saludo! Motiváis! Seguir!

  • No hay que confundir suerte con azar… la suerte depende de uno mismo y el azar del entorno… siempre podemos reciclar nuestras habilidades; pero primero, tenemos que desarrollarlas…

  • Grandísimo post Luís! es el momento de provocar esa suerte!!

    • Luis María

      Muchas gracias! Seguiremos provocándola!

  • ikevidal

    Grande! Molt interessant! Enhorabona!! Segur que inspira a molta gent a perdre la por i fer el que reialment vol!

    • Luis María

      Moltes gràcies prim! Sé que tu també estàs ahí! Ànim! Caurem però en alçarem!

  • Mirka Plasencia

    grande, muy grande !! ahí estamos … aprendiendo y desaprendiendo entre personas que hacen que sucedan las cosas, los hechos. Gracias por compartir,

    abrazo Mapmakers

    • Luis María

      Gracias a tí! Abrazos!

  • Mari Carmen Bernabéu

    Excelente post! Totalmente de acuerdo! Una de mis citas favoritas es “Suerte es lo que ocurre cuando Preparación y Oportunidad se unen y Fusionan” de Voltaire 😉

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado