>> diegomezvill


SI TU NO CREES ¿ENTONCES QUIEN?

Entrené por mucho tiempo, mi cuerpo y mi mente crearon una dependencia, una necesidad de sensaciones y emociones inexplicables que solo se llegan a sentir cuando por ejemplo se mete el gol que hace que tu equipo quede campeón, o cuando vas perdiendo y sale de ti ese espíritu lleno de energía que hace que inundes de fuerza a tus compañeros y se logra dar vuelta al marcador, eso nunca se olvida, se necesita, se desea. ¿Pero que pasa cuando ya no puedes hacerlo mas, cuando tu cuerpo te saca factura de todo lo que lo has presionado por tal vez no cuidarlo?.

 

Esto me sucedió, después de las lesiones, ese espíritu se aquietó y en ese momento entré en la monotonía, en la pasividad, lo que llamo “la hibernación del ser interior”. Es el estado en el que debemos tener cuidado de caer ya que inunda todas las áreas de nuestra vida y nos volvemos entes, prisioneros de ideas negativas que no nos dejan ver mas allá. La pregunta es: ¿Qué hacer? En mi última recuperación descubrí algo extraordinario en el “running”. Ya no competía en equipo, estaba solo, mi único rival era ¡yo mismo!, al que tenia que vencer era a mi mente, sacar fuerza de donde no tenia para seguir. Eso es impresionante, no supe de lo que era capaz en mi cabeza hasta que logré mi primera 10k.

 

Cuando corro es como examinarme interiormente, escucho mi corazón, mi respiración y mi mente vuela; hablo conmigo mismo, me doy ánimo, me exijo pero sin duda la mejor sensación es cuando todo pasa, no existen tensiones, no hay problemas. Lo que mas me alegra es que puedo controlar mis lesiones y a pesar que en momentos duelen no me canso de asombrarme de lo que se puede lograr si me lo propongo.

 

Como dice Isra a quien admiro: “hay mucho más en lo que eres de lo que los demás pueden ver”. La respuesta para salir del “letardo” del que les hablo y de lo cual estoy convencido, es que se debe dar el primer paso y día a día ir sumando. En la era del vacío que vivimos debemos creer en algo, y sobre todo en si mismos. Si tu no crees ¿entonces quien? Por eso hoy me enfoco en encontrar y rebasar mis límites, construir y alimentar mi DOER, con la clara convicción que puedo superarme a mi mismo en cada meta que me proponga.

 

No existe el límite, ( Josef Ajram ) estoy seguro que la única fuente de poder que puede materializar los pensamientos y cumplir las metas está en el medio de las orejas, el resto lo logramos con el esfuerzo de cada entrenamiento. ¡Cada vez el reto es mayor!

diegomezvill

diegomezvill

Como estratega y gerente de proyectos de marketing interactivo busco día a día construir el camino hacia la nueva comunicación y marketing del futuro, materializar esta etapa de transformación digital enfocado en utilizar nuevas tecnología aplicadas a la productividad de los negocios para lograr conectar las marcas con las personas. A lo largo de estos años me he especializado en identificar, planear y desarrollar estrategias digitales (Internet – Móviles – Search Engine Marketing – Social Media Optimization), Combinando creatividad e innovación con una amplia experiencia en oportunidades de negocio a través de una comunicación y marketing más conectados.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedIn

Fecha: 18 Agosto, 2015
Visitas: 4.710
  • Paula Artal

    excelente post!! a mí me sucedió algo parecido…tuve un accidente que me dejó una pierna bloqueada y tuve que dejar el gimnasio…gracias al Bikram yoga y a mi capacidad de creer en mi y visualizar, no solo me he recuperado en tiempo record sino que además soy profesora de Bikram en mis ratos libres y físicamente estoy mejor que a los 20. Todo es imposible hasta que se visualiza y se hace. GRACIAS POR COMPARTIR!

    • Diego Gomez

      Así es Paula, la tarea es hacer posible lo imposible, no sabemos de lo que somos capaces hasta que no lo intentamos. Saludos

  • Christian Bolaños

    Eso es lo que más me cuesta la mayoría de las veces…. dominar mi mente, se que tengo la capacidad, el conocimiento, el talento, etc… Pero al momento de lanzar muchas veces me he detenido porque la mente a través del miedo me dice “no lo hagas”…

    He hecho deporte, pero no de forma competitiva, hace algún tiempo empece a prepararme para correr una maraton como una forma de llevarme al límite y de esa forma impulsarme a donde quiero llegar en mis otras áreas.

    Ya veo que te funciona a tí. El rival más grande que podemos tener somos nosotros mismos.

    Me gusto el artículo. Saludos

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado