>> haidecosta


Un minuto al día para vivir intensamente…

Hace unos días un amigo me comentaba que tenía la suerte de poder hacer cosas que le gustaban mucho pero se había dado cuenta que no las disfrutaba al 100%. Le parecía que había encontrado la razón de ello y es que se dio cuenta de que, cuando hacía una actividad, la que fuera, no estaba centrado en ella, sino que mientras tanto pensaba en otras cosas, lo que le hacía perder parte de la intensidad de las cosas que le gustan.

Tenemos la sensación que vivimos rápido, el trabajo, los hijos, las obligaciones del día a día no nos dejan tiempo para nosotros…una buena excusa. ¿No es mas bien que la incomodidad de pararnos a pensar, de ser capaces por un momento de abstraernos de la rutina y plantearnos si queremos que nuestra vida sea así, de que podamos llegar a decidir salir del camino marcado; la que nos lleva a actuar de esta forma?

Muchas veces reflexionar sobre todas estas cosas supone dejar la zona de confort. Si tengo tiempo de plantearme cómo estoy viviendo mi vida, y cómo me gustaría vivirla, quizás me doy cuenta que tengo el poder de actuar para conseguir aquello que quiero, pero eso implica lanzarse a lo desconocido…el miedo a pisar el fuera-pista, el terror a tirarse al vacío. La comodidad de ver pasar la vida desde el sofá, sin hacerse preguntas, sin actuar.

La velocidad a la que pasa la vida la ponemos nosotros, son sólo excusas todas aquellas que nos decimos para auto-convencernos de que no tenemos tiempo para hacer una pausa cada día, aunque sea un sólo minuto para reflexionar sobre nosotros mismos, hacia dónde queremos ir y como queremos vivir. Esa pausa, si se convierte en un hábito, conseguirá que seamos más conscientes de lo que hacemos y hacia donde vamos.

El tiempo es relativo, y efectivamente, como decía mi amigo, si mientras estoy montando a caballo, tomando una copa de vino o escribiendo un artículo no me concentro en lo que estoy haciendo, no soy consciente de ese momento, no lo puedo gozar al 100%, y es entonces cuando pasa rápido y de forma imperceptible. Prueba de desayunar un sólo día de tu vida degustando cada mordisco y verás como el tiempo se alarga, como aquellos minutos que dedicabas a comer algo (porque es necesario fisiológicamente para afrontar el día) se convierten en un momento intenso, de consciencia plena de ti mismo, de lo que estás haciendo y en definitiva de la vida, verás como no es verdad que el tiempo pase tan rápido. Prueba a dedicar un sólo minuto al día para saborear cada segundo y extraerle su intensidad. Todos podemos encontrar nuestro minuto: antes de desayunar, cuando vamos caminando al trabajo, cuando bajamos en el ascensor, cuando hacemos deporte o cuando nos vamos a dormir, un momento de consciencia

plena de que estamos viviendo.

Éste es un primer ejercicio, no sólo para vivir intensamente, sino para ser consciente de la vida misma y de la implicación que quieres tener en la tuya propia, de cómo quieres orientarla. Sólo sesenta segundos, un pequeño alto en el camino para redirigir tu rumbo, para empezar a dibujar tu mapa, para ser consciente de tus objetivos y empezar a caminar hacia ellos. Sólo te hace falta, para empezar, tomar consciencia de un minuto al día…

haidecosta

haidecosta

Viajera independiente: más de 50 países visitados y una vuelta al mundo durante 6 meses y medio forman parte de mi experiencia vital y de mi formación no reglada. Deportista: practico habitualmente deporte, especialmente el running, el ciclismo -indoor y de montaña-, y la equitación, y soy titulada como técnico deportivo en hípica. Jurista: Llicenciada en Derecho por la Universitat Rovira i Virgili (Tarragona). Erasmus en la Universitat Julius-Maximilians de Würzburg (Alemania). Postgrado en Derecho Civil Catalán, Especialista en Mediación Civil y Mercantil y C.A.P. en Abogacía. Experiencia profesional: profesora de la Universitat Rovira i Virgili, Ex-Magistrada y abogada colegiada en 2003. Durante mis años como estudiante he trabajado de muchas otras cosas: modelo, azafata, comercial, camarera... y de todas ellas he aprendido algo. Publicaciones: colaboradora habitual en revistas jurídicas como Confilegal, Lawyerpress o El Jurista, en enero de 2015 inicié un blog de divulgación de derecho para acercarlo a las personas: www.desenredandoelderecho.com Ser Mapmaker es una actitud frente a la vida, vivir intensamente, sobresalir y ayudar a los demás a ver que el camino no tiene porqué estar marcado y que conseguir nuestros objetivos es posible, es un reto. Acepto el desafío. "Disfruta del pánico que te provoca tener la vida por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad" W.Whitman

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterLinkedInDelicious

Fecha: 14 Septiembre, 2015
Visitas: 4.081
Categorías: Historias Home, Inspirador,
  • Christian Bolaños

    Si somos concientes de cada cosa que hacemos tenemos la posibilidad de disfrutar y mejorar siempre. Gracias por tu valioso artículo.

    • Haidé Costa

      !Gracias a ti Christian por dedicar tu valioso tiempo a leerlo! Carpe diem!

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado