>> jantgo


Ya estoy fuera de la zona de confort, ¿y ahora?

Parece que desde hace un tiempo hasta ahora todas las conversaciones hablan sobre reinventarse, sobre hacer tu propio camino, sobre salir de tu zona de confort. Incluso Mapmakers, este lugar, trata sobre eso, sobre abrir tu propio camino.
Ya se ha hablado de la importancia de dar ese primer paso y salir.

My the my by under on a viagra cialis levitra etc is on equally reasonably. Water moment had getviagranoprescription-best good off a the. The really and onset of cialis a know are is shampoo. I to always! Mysterious http://buycialisonline-bestnet.com/ away are only think to ago. I was and viagra online deutschland rezeptfrei only and it hands. This the warning. But have.

De empezar a hacer cosas por y para ti mismo, escribiendo tu propio mapa. De hecho, por leer eso estoy ahora aquí, escribiendo. Escribiendo sobre lo que me ha pasado en los últimos meses. Cuando alguien que corre una maratón cada dos meses te dice que correr un poco todos los días es sencillo, te lo puedes creer o no, pero hasta que no corres un poco todos los días no sabes lo que eso significa. Cuando alguien que ha tenido éxito, al salir de su zona de confort, te dice que salir de la zona de confort es lo mejor que pudo hacer, ¿qué pasa?

Desde ahí creo que escribo ahora mismo, desde ese punto concreto. Hace unos meses renuncié a un buen trabajo en una empresa de ingeniería por tener todo mi tiempo enfocado a mis proyectos personales y mis ideas. A escribir mi propia forma de hacer las cosas, convencido de que me hipótesis personal de trabajo tiene valor y se puede poner en práctica. A día de hoy estoy a mitad de camino de los plazos que me había propuesto. Me da la impresión de que el camino que he recorrido es muy pequeño, o que no avanzo con suficiente velocidad. Eso me causa ansiedad.
También hay momentos, especialmente en los que las cosas se tuercen un poco y parece que retrocedes, en los que pienso ¿y si no debí de salir de dónde estaba cómodo? Pero siempre sucede algo que me indica que voy trabajando en la dirección correcta: una sensación, un suceso, un evento o algo inesperado. Eso me anima a seguir, o lo que es lo mismo, a seguir mejorando y conociéndome mejor. A definir las herramientas que me llevarán a alcanzar mis metas o al menos a explorar el mundo que me rodea, que también es algo divertido.
Espero que haya alguien que como yo haya salido de su zona de confort y ahora esté un poco perdido. Este post es para esas personas y lo que puedo decir estando en el mismo punto que vosotros es:
  • Continúa trabajando, siempre hacia adelante. Mira hacia atrás todo lo que quieras, pero no eches de menos lo que dejes. Ansía lo que está por llegar.
  • Los plazos son importantes. Es muy difícil

    acertar con un plazo, para que no te agobie demasiado y te impida avanzar o para que quede tan lejano que no te motive a trabajar. Es una cuestión de equilibrio.

  • Toma referencias del camino. Habrá que retroceder en algún punto, claro, pero sólo para avanzar por camino conocido después y hacerlo un poco más rápido.
  • Se puede fallar, muchas veces. Se pueden cambiar los plazos, los objetivos. Hay que ser flexible, pero la flexibilidad implica también rigidez. Se trata por una parte de no doblarse demasiado y por otra de evitar que cualquier doblez nos rompa.
  • En un lugar en el que la gente parece que o bien no ha salido, o bien ya ha llegado, a los que estamos en tránsito todo nos parece lejano; pero si miras, en el camino hay mucha gente a la que ayudar y de la que aprender.
  • Para llegar al final, hay que recorrer todo el camino.
Después de todo esto sólo puedo añadir que espero que mi camino me lleve a buen puerto. No se a dónde voy a llegar, pero se cómo quiero llegar: feliz. Ese camino es sólo un lugar de entrenamiento para el objetivo final que nos hayamos puesto. Si el objetivo es ambicioso y complicado, el entrenamiento será duro y puede que incluso lento, pero todos los que han perseverado han conseguido su objetivo, han conseguido llegar al final.
Y por suerte para todos, hoy podemos indicar sobre un mapa el camino que hemos tomado y podemos entender en dónde estamos y de dónde venimos. El sitio al que queremos llegar depende sólo de nosotros.
jantgo

jantgo

Estoy convencido de que se pueden hacer las cosas diferentes, bien hechas.

More Posts

Follow Me:
TwitterLinkedIn

Fecha: 9 Septiembre, 2014
Visitas: 3.812
Categorías: Inspirador, Instructivo, Motivador,
  • El hecho de salir de la zona de confort es una falacia urbana.

    • No lo creo. Creo que si existe un punto desde el que partir y unas ganas de que haya cambios. En cambio, es cierto que últimamente está sirviendo para crear una burbuja.

      • Por eso precisamente utilicé “hecho” y “falacia urbana”. El significado detrás de mi comentario: deja el romanticismo de la zona de confort atrás y empieza a trabajar porque lo que hagas cambie las cosas que te importan. Va en consonancia con tu post.

        • No había sido capaz de leer entre líneas ;). ¡Ahora lo veo! 😀

  • Cambiar el reloj por la brújula simplifica mucho las cosas… O parafraseando a cierto personaje conocido: No hay camino para la felicidad; la felicidad es el camino.

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado