>> FrancescSegarra


Cómo perdí el miedo a las redes sociales comprando fruta

  • La frutera de mi barrio y Facebook

El otro día leí un artículo en una revista de economía bastante inquietante. La autora alertaba de lo que realmente sucede con los datos personales de los usuarios en las redes sociales y explicaba de cómo éstas “trafican” con ellos, para luego venderte productos según tus intereses.

Decía un buen profesor mío que “si no sabes cuál es el producto de una empresa, posiblemente el producto seas tú”. Eso podría responder a la pregunta de ¿Por qué es gratis registrarse en una red social?

Y como en una partida de póker en la que no sabemos quién es el “primo”, empezamos a pensar que igual somos nosotros. Y empezamos a sentir miedo. Y rabia. Luego, desconfianza. Y al final, parálisis.

La cuestión es que esa misma tarde en la que leí el artículo y como cada lunes (o martes), fui a hacer mi compra semanal de fruta, que me encanta.
Entré en la frutería i esperé mi turno. Empecé a comprar. Pero esta vez, recién impactado por el artículo, vi todo el proceso de compra algo diferente….

Entonces, hubo un momento que lo entendí todo. Fue mientras ella estaba seleccionando las mejores naranjas para mí. ¡Lo vi claro! “¡Mi frutera es como Facebook!” pensé. ¡Estaba seleccionando las naranjas que yo me iba a comer cada mañana!

Pero más lejos de escandalizarme por descubrir que era el primo de la partida, dejé que todo fluyera, como siempre, desde hace al menos un par de años. Me recomendó coger un kilo de patatas “las acaban de traer del huerto de un amigo, son buenísimas” me dijo. Yo asentí. Le pedí un kilo. Las volvió a seleccionar por mí. A través de su plataforma (tienda) me había vendido un producto de un tercero (patatas del huerto). Luego vino sucediendo lo mismo con mandarinas, castañas, tomates… Al final, me regaló una latita de olivas “muy buenas, por si te haces una pizza quedan de miedo” añadió. ¡Maldita sea! ella sabe que el fin de semana es muy probable que haga pizza. ¡Lo sabe porque se lo he dicho!

Definitivamente había perdido por completo el control de mi compra.

  • ¿Qué más da?

Pero entonces entendí lo mejor (o peor) de todo… ¡y es que me encanta haberle cedido mis datos! Le he otorgado todo mi consentimiento a que ella decida por mí. Y siempre acierta.

La frutera de mi barrio tiene mucha información de mis gustos y hábitos de consumo. Sabe mi nombre, sabe dónde vivo, conoce las horas en las que suelo ir a comprar… Y además, usa toda esta información deliberadamente para fidelizarme como cliente.

Además, siempre que paso de cierto importe de compra, me cae un regalito. Salgo encantado del local.

Por eso, he decidido que no me voy a preocupar más sobre el uso de mis datos si los entrego conscientemente. Siempre ha sucedido y siempre sucederá. Se encuentra en nuestra esencia, como seres sociales.

¿Quizás soy yo el primo en la partida de póker? Es posible. Pero bueno, como suelen decir, “el destino reparte las cartas, pero nosotros jugamos la partida”.

Foto: Jeff Djevdet

FrancescSegarra

FrancescSegarra

Psicólogo, emprendedor y amante del cambio. Me apasiona descubrir los limites de la experiencia humana. Disfruto trabajando con las ideas, moldearlas, mezclaras, crearlas y creo en el poder de la palabra. Trabajo en marca personal, por que creo en las personas y no quiero ver mas genios enfrascados en absurdas lámparas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle Plus

Fecha: 21 Diciembre, 2015
Visitas: 2.367
Categorías: Historias Home,
  • Me hace sentir super-especial alguien que me trata así. Es como si fuese de mi familia. Y vuelvo y vuelvo más veces.
    Tu frutera tiene el secreto de la fidelización de clientes.
    Felicidades por el post. Muy refrescante¡

    • ¡Si! Precisamente es como me hace sentir mi frutera. Sin duda, la clave de la fidelización debe de ser humana, genuina, familiar. Creo que muchas veces olvidamos esto en las redes sociales y se crea un mundo de miedo añadido, cuando en realidad la sencillez y el trato humano, es lo que realmente funciona. ¡¡Un saludo Dori y te agradezco tu comentario!!

 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado