>> Exeit


Convierte una desventaja en una ventaja diferenciadora.

Convierte una desventaja en una ventaja diferenciadora.

Un famoso músico de los años ochenta, conocido como Scatman John, creó una nueva forma de vocalizar que causó furor en su época, intercalando sílabas a gran velocidad de forma única e inimitable. Su innovación lo llevó a ganar premios como discos de oro, de platino y a permanecer durante muchas semanas en las diez canciones más escuchadas en el Reino Unido.

También obtuvo el galardón Annie Glenn por su apoyo a la comunidad de tartamudos. Lo que tiempo después se reveló fue que Scatman John debía su gran talento y peculiar estilo al hecho de que era tartamudo. Quedó claro que Scatman John lograba producir muchas sílabas en cascada y con armonía gracias a su discapacidad. Lo más notorio fue que el músico no se trabó en su limitación, convirtió la aparente desventaja en una ventaja diferenciadora y logró un éxito comparable con el de grandes estrellas de la música popular.

Muchos siglos atrás, el orador y filósofo griego Demóstenes, era reconocido como el mejor orador de la época. En sus inicios, el tartamudo Demóstenes conoció el fracaso y el rechazo debido a su discapacidad, pero su tenacidad, temple y aplicación de métodos sui generis, como cargar su boca de piedras para controlar mejor su dicción, aunado a su sabiduría, lo llevaron poco después a cautivar a importantes auditorios de la época con sus bellos y bien articulados discursos.

Por su parte, Alessandro Zanardi, corredor de autos de Fórmula 1, sufrió un grave accidente en 2001 y quedó amputado de ambas piernas. Al salir del coma en el hospital, Zanardi bromeó con sus compañeros de competencia que lo visitaban y dijo “¡ahora soy más ligero que ustedes!”. Zanardi tenía claro que no se iba a dejar vencer por esa eventualidad. Años después se convirtió en atleta paralímpico ganador de medallas de oro en competencias de velocidad y ruta en ciclismo manual, en dos ediciones de Juegos Paralímpicos, corriendo a veces en las mismas pistas donde antes piloteaba monoplazas de Fórmula 1. Ya con prótesis implantadas, también regresó a las carreras automovilísticas, en la Fórmula 1 y en Indy Car.

Luego de una de sus proezas paralímpicas, Zanardi expresó: “Me siento muy afortunado, siento que mi vida es un privilegio que nunca se acaba. Incluso mi accidente, lo que me ocurrió, se convirtió en la gran oportunidad de mi vida”.

A lo largo de la historia se ha percibido la Discapacidad de diferentes formas, incluso las leyes en la materia son reformadas con frecuencia. Pero también se reconoce que todas las personas son distintas y por ende, tienen diferentes capacidades. Una discapacidad puede limitar a alguien para la ejecución de una determinada actividad, pero esa misma persona puede ser mejor que los demás desempeñando otro tipo de actividades.

Se sabe que cuando uno de los sentidos del cuerpo está parcial o totalmente limitado, otros sentidos se desarrollan más, siempre por encima de la media, para sustituir la desventaja. Las personas con discapacidad pueden desarrollar habilidades extraordinarias, pueden llegar a obtener logros en campos inesperados, pueden convertir una limitación en una ventaja.

La lección es dura de enfrentar: las limitaciones son autoimpuestas. Son decisiones personales. Una persona puede elegir hundirse en depresión por no poder tener una vida convencional, como la que llevaba antes de su discapacidad o como la que llevan otras personas. O bien, puede elegir sacar el máximo provecho a la nueva situación.

En una visión amplia, no sería descabellado pensar que todos tenemos una o varias discapacidades. Algunos encuentran dificultad en concentrarse en una sola actividad; otros son menos diestros al dominar un balón o un artefacto. Algunos aprenden menos rápido que otros. Todos somos diferentes.

La tarea de cada uno consiste en encontrar los campos donde se tienen mayores ventajas o facilidades, o bien, desarrollar una super-habilidad y explotarla al máximo, ahí donde otros no serán capaces de llegar, por el sólo hecho de que tienen capacidades diferentes.

Las discapacidades están aquí. Son una realidad. Todos las tenemos. Lo más seguro es que no estaba bajo nuestro control adquirirlas o evitarlas. Quizá nacimos así. Es inevitable. Enfrentar el hecho y sacarle el mayor provecho es una decisión personal.

Tú decides.

Autor: Octavio López Guerra
Guadalajara, México.

Exeit

Exeit

Alborotador constructivo, promotor de empresas sociales rentables, generando disrupción con proyectos sociales.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebook

Fecha: 5 Julio, 2017
Visitas: 1.140
Categorías: Historias Home,
 
Mapmakers en Facebook Mapmakers en Twitter Mapmakers en Google Plus Mapmakers en Youtube Mapmakers en Pinterest Mapmakers en Foursquare Mapmakers en Instagram Mapmakers en Linkedin
Considérate empujado